Hoy en día hay varios tipos de cemento utilizados en la construcción y arreglos que puedas hacer en tu casa. Cada tipo de cemento tiene sus propias propiedades, usos y ventajas basados en los materiales de composición utilizados durante su fabricación


En este apartado te decimos cuales son los más comunes:


Cemento portland o gris: Es el más usado en casas y construcciones en general se produce calentando las fuentes de cal, hierro, sílice y alúmina a altas temperaturas.  Como material de construcción, el hormigón puede moldearse en casi cualquier forma deseada, y una vez endurecido, puede convertirse en un elemento estructural que pueda soportar cualquier peso. El concreto se puede usar en la construcción de elementos estructurales como paneles, vigas y mobiliario urbano, o se puede moldear in situ para superestructuras como carreteras y presas.


Cemento de endurecimiento rápido: El cemento de endurecimiento rápido es similar al cemento Portland ordinario pero con un mayor contenido de silicato de tri-calcio (C3S) y una molienda más fina. Generalmente se usa para construir pavimentos de carreteras, donde es importante abrir la carretera al tráfico rápidamente.


Cemento blanco: El cemento blanco permite una amplia gama de opciones de color para producir hormigón arquitectónico, así como de mampostería, es ideal para hacer decoración de interiores y es muy fácil de pintar. Uno de sus usos más comunes son las de la creación de pisos a los cuales se les puede dar tratamiento para hacerlos pulcros y elegantes.


Estos son algunos tipos de cemento, o al menos los más usados en México, conócelos y toma en cuenta esta información a la hora de hacer  tu pedido de cemento en  Materiales el Pico y Pala Sa de CV.